Dos de amor de José Gabriel Núñez

<!–[if gte mso 9]> Normal 0 21 false false false MicrosoftInternetExplorer4 <![endif]–><!–[if gte mso 9]> <![endif]–>

DOS DE AMOR.

Original de: José Gabriel Nuñez

ESCENARIO CASI DESNUDO. UN PAR DE BUTACAS Y UNA PEQUEÑA MESITA. EN CADA CUADRO PODRAN CAMBIAR ALGUNOS ELEMENTOS DE ACUERDO A LO REQUERIDO, PERO SERAN MÍNIMOS LOS QUE SE UTILICEN

AL COMENZAR LA ACCION. ANGEL HACE SU ENTRADA POR EL PUBLICO Y HABLA DE UNA MANERA INFORMAL, CASI IMPROVISADA CON ALGUNOS DE ELLOS.

ANGEL.- Buenas noches!. ¿Cómo están ustedes?. Me imagino que no deben andar de buen ánimo si vinieron a vernos!.

No se angustien, que en el camino se emparejan las cargas y a lo mejor salen peor de lo que llegaron!. (A UN ESPECTADOR) ¿Usted se le pregunta?… porque vamos a hablar del matrimonio… (MIRA ALREDEDOR) y la mayoría de ustedes tiene cara de casados!… Ese es el mal!…(SE ACERCA A UNO) Usted, por ejemplo, debe andar por los 20 años… De matrimonio, claro está, con esa calva… Y usted debe tener siete… ha estado mirando a la señorita de aquella mesa desde que llegó! A eso lo llaman “La comezón del séptimo año”…

Y ustedes están recién casados! Mírenlos que tiernos! Que cara de felicidad!. Deje que pasen unos meses y verán cómo cambian esas caras!. ¿ustedes saben que el matrimonio es como un carnaval?… Es una fiesta de regocijo, un festival… Pero terminamos con una máscara de tragedia!.

(ENTRA ANGELICA AL ESCENARIO. SE SIENTA EN UNA BUTACA Y SE LIMA LAS UÑAS IGNORANDO TOTALMETE A ANGEL).

Esta noche hemos debido trabajar para un público de solteros. Pero, en fin, esperamos que no se sientan heridos!…

Si no les resulta la receta nuestra de hoy, recuerden que el divorcio es maravilloso!. Nos quita todos los pesos de encima, las malas influencias y hasta las malas intenciones de nuestras parejas!. Úsenlo!, es un artículo de primera necesidad!

(SE ENCAMINA HACIA DONDE ESTA ANGELICA)

Ella es mi esposa.

ANGELICA.- (INMUTABLE,SIN MIRARLO) Lamentablemente.

ANGEL.- Querida, dime una cosa: ¿Nosotros seguimos casados?

ANGELICA.- Desgraciadamente!.

ANGEL.- Que fastidio, ¿no?. Otra noche y todavía estamos casados… 18 años de casados!

ANGELICA.- Desafortunadamente!.

ANGEL.- Vino aguda ella esta noche, ¿no? Incisiva!. Querida, veinte años de casados. Pero no te angusties, a nuestra relación le falta solamente un cuarto de tanque!.

ANGELICA.- Afortunadamente.

ANGEL.- Con todo, todavía nos queremos… por algún lado, en el fondo… por la planta de los pies… qué se yo!.

ANGELICA.- Sinceramente!

ANGEL.- (SORPRENDIDO) Ah!… Todavía es sincera!.

ANGELICA.- Siempre lo he sido! Aquí, el único hipócrita, mentiroso, tracalero, deshonesto, embaucador, tacaño, farsante, intrigante, conflictivo, charlatán, impostor,, adúltero y borracho… es usted!

ANGEL.- Afortunadamente!.

ANGELICA.- (AL PUBLICO) El y yo estamos casados.

ANGEL.- Desventuradamente!.

ANGELICA.- El y yo seguimos unidos en matrimonio.

ANGEL.- Desafortunadamente.

ANGELICA.- Pero yo también pienso que falta poco. Menos de un cuarto de tanque. Mi carro está marchando con la reserva.

ANGEL.- Felizmente!

LOS DOS SE MIRAN SORPRENDIDOS POR LA PALABRA

ANGEL.- Qué extraña palabra! Felizmente! Felicidad!. Cuánto tiempo que no escuchaba hablar de ella!

ANGELICA.- (SARCASTICA) Cierto, querido!. Se me había extraviado por alguna parte de la casa. Y me estaba oxidando de no tenerla!.

ANGEL.- Pero en algún momento de nuestras vidas, fuimos felices!. Nos queríamos, nos adorábamos. Ella era la imagen de una princesa de leyenda!.

ANGELICA.- Y él, la del príncipe azul que llegaba cabalgando en un caballo blanco!.

ANGEL.- Y cuando supe su nombre… se llamaba Angélica.

ANGELICA.- Y él se llamaba Ángel!

LOS DOS.- Ángel y Angélica!.

ANGELICA.- No podía ser coincidencia! El: mi Ángel…

ANGEL.- Ella: Mi Angélica… (COMIENZA A ESCUCHARSE MUSICA CELESTIAL. TRINOS DE PAJARITOS) éramos los dos ángeles… Ángel y Angélica.

(ELLA SE COLOCA UN PAR DE ALAS. ALETEA Y BAILA EN PUNTA DE PIE, COMO UN ANGEL CELESTIAL)

ANGEL.- Dos angelitos… nacidos el uno para el otro!… para ser felices toda la vida!.

ANGELICA.- Bellos… jóvenes… hermosos!

ANGEL.- Y sobre todo delgados!… etéreos!… (AL PUBLICO) Qué golpes te da la vida!. Ella, mi musa, mi sílfide, mi Angélical Angélica. Yo podía verle hasta sus blancas alas… (IRONICO) Pero el tiempo se encargó de transformar esas níveas alas… en alas de zamuro!. Las alas de Satanás!

(ELLA SE DESPOJA DE LAS ALAS CON RABIA. LAS LANZA AFUERA)

ANGELICA.- Perfecto! Round número uno!. (AL PUBLICO) Si ustedes quieren saber por qué mis alas se pusieron negras y `por qué “ese sujeto” experimentó esa extraña metamorfosis que lo ha puesto así… Desaliñado… Omiso!…

ANGEL.- ¿Cómo?

ANGELICA.- Omiso!… Disminuido, venido a menos!. Bueno, si ustedes quieren saber qué le paso a “este elemento”… Escuchen. Round número uno!

COMIENZA A ESCUCHARSE TEMA MUSICAL ALEGRE, RAPIDITO.

ANGEL.- No hay nada peor que abrir los ojos… y que la primera imagen que veamos en el día sea el rostro hinchado y con restos de crema humectante de nuestra esposa!

ANGELICA.- No hay nada peor que abrir los ojos y en lugar de la luz del día, ver la barriga de quien fue un ángel… y el dedo gordo del pie saliéndole por la sábana!.

ANGEL.- Obviando lo del baño, y los primeros lamentos para que nos levantemos de la cama… llegamos a la mesa.

ANGELICA.- Cómo se puede ser feliz si lo primero que vemos en el día es el deshecho de lo que fuera un adonis y sobre todo, un depósito de grasa que crece y crece cada día!

ANGEL.- (AL PUBLICO)Ella está hablando de su autorretrato!.

Querida… amada mía! No expliquemos, acción. Primer Round!.

AUMENTA LA MUSICA. ELLOS SE MUEVEN RAPIDAMENTE. EL SE SIENTA EN LA MESITA MIENTRAS ELLA HACE COMO SI SE SIRVIESE EL DESAYUNO.

ANGELICA.- Me tienes que dejar para hacer otro mercado. Y el giro de la lavadora, que yo te dije que mejor era comprarla de contado… Y no tengo para la peluquería. Las uñas las tengo vueltas un desastre con la fregadera. Y yo pienso que tenemos que hacer economías y recortar los gastos. Tu te empeñas en mandar toda tu ropa para la lavandería cuando bien puedes lavar los calcetines y tus interiores. Y no entiendo por qué pagas tanto dinero de estacionamiento…

ANGEL.- (SONANDO UNA CAMPANITA) Suficiente! (AL PUBLICO) ¿lo ven? Nosotros nos levantamos ya aburridos. Rutina! Pura rutina. No extrañamos ni el pupú del perro!

ANGELICA.- (INCISIVA) Pero sí el tubo de pasta de dientes!

(AL PUBLICO) En 18 años de matrimonio todavía no ha aprendido que el tubo de pasta de dientes se aprieta por debajo, por la parte final… presionando hacia delante!.

ANGEL.- Y ese es el aperitivo de todos los días. (LA REMEDA) “No aprietes el tubo de pasta de dientes por el medio”

ANGEL.- Y yo con lo mío: “Quién me cogió la máquina de afeitar, la hojilla me está asesinando la cara”… Y ella, vuelta con lo del tubo de pasta de dientes…

EL SACA CON SONRISA SATANICA UN TUBO DE PASTA DE DIENTES. SE SIENTA EN LA MESITA FRENTE A UN PLATO, LA LLAMA CON UNA SEÑA, ELLA ACUDE Y LO MIRA DESCONCERTADA.

ANGEL.- ¿Sabes lo que voy a hacer?

ANGELICA.- ¿Te vas a limpiar los dientes aquí en la mesa?

ANGEL.- No, mi cielo!. Compré este tubo de pasta dental para hacer con el lo que me de la gana! Para apretarlo por donde me de la gana! Así, por el medio y no por debajo como tu me ordenas todos los días para mi martirio! Mira… Mira como lo aprieto… por el medio! Así!

(POR SUPUESTO, APRIETA EL TUBO CON PLACER SUPREMO. LA PASTA CAE EN EL PLATO. EL PARECE HABER RECUPERADO SU PODER)

ANGELICA.- Malgastando el dinero para darte un capricho.

ANGEL.- Esto es mucho más que un capricho! Es una decisión vital!. Acabo de salvar mi autoestima, de recuperar mi territorio!. (AUTORITARIO) Ahora tráeme el café.

ANGELICA.- (LE TRAE UNA TACITA) Aquí lo tienes!

ANGEL.- Marrón oscuro y tibio!.

ANGELICA.- Si. Marrón oscuro y tibio!. Pruébalo.

ANGEL.- (PROBANDOLO) Esto es con leche y caliente! (HACE GESTO DE RECHAZO Y DE HABERSE QUEMADO)

ANGÉLICA.- Para mi, eso es marrón oscuro y tibio.

ANGEL.- (INDIGNADO) pero para mi, es con leche y hierve!.

ANGELICA.- Por qué te empeñas en llevarme siempre la contraria!

ANGEL.- La contraria me la estás llevando tú a mi!. Por qué me tengo que tomar el café como a ti te gusta y no como a mí me gusta?! Marrón oscuro y tibio!

ANGELICA.- Está marrón oscuro y tibio!

ANGEL.-Eso es con leche y caliente donde los pongan:

AMBOS COMIENZAN A GRITAR REPITIENDO LO MISMO POR UN RATO HASTA QUE LLEGAN A LA DESESPERACION. DE REPENTE SE QUEDAN CALLADOS, LIVIDOS. CADA UNO SE SIENTA EN SU BUTACA. TOMAN AIRE.

ANGELICA.- (DEBILMENTE) Con… leche…

ANGEL.- Ma…rrón… (SUSPIRA. ENTERNECIDO) Una noche, en plena luna de miel, te dormiste antes que yo… tu cabeza sobre mi pecho…

(COMIENZA A ESCUCHARSE TEMA ROMANTICO DE FONDO)

Esa tierna cabecita que antes no era terca Y de pronto, en el silencio de la noche… un sonido raro que se eleva!… Estabas roncando! Si supieras la inmensa ternura que sentí brotar de mí en aquel instante. Porque comprendí que realmente estaba enamorado de ti!… Solamente un ser enamorado podía soportar aquellos ronquidos!… Destemplados… profundos… bufidos de búfala!… de cerda!… Eras mi ideal… yo amaba aquellos rugidos de hipopótamo flotando en su charco, sin poesía alguna!…

ANGELICA.- La próxima vez que ronque, te ordeno que me despiertes al instante!.

ANGEL.- Después de 18 años!. 18 años de tortura, de insomnio! De sentir el dragón en mi almohada!. Eres la única mujer que ronca! La única en todo el universo! Y la rifa me tocó a mi!. Señor! ¿qué voy a hacer el resto de mi vida con esta leona nocturna?!.

ANGELICA.- ¿Por qué tú no te has sometido a una revisión de tus defectos?. Habla con Mendocita para que te los copie en la computadora de la oficina.

ANGEL.- ¿Con Mendocita?.

ANGELICA.- Claro! ¿ese no es tu compinche de la oficina?. La persona que mejor te conoce! Mejor que yo y que la madre que te parió!.

ANGEL.- Te estás poniendo pálida como un muerto

ANGELICA.- Claro! Con solo nombrar a Mendocita!. Lo tengo clavado aquí en la garganta como una espina!

ANGEL.- Tranquila, tranquila! Métete en la cama de nuevo y ronca como un oso polar!… Yo voy a la panadería de abajo a tomarme mi marrón tibio!… (CON PLACER) el rico marrón tibio que no consigo en mi casa!… mi pequeña vacación por la panadería… porque después de estar un par de horas contigo, hay que arrancarse la maleza del cerebro!

ANGELICA.- Desgraciado!. Tú y tu café.

ANGEL.- (VACILANDOLA) Ah, y otra cosa, desde esta noche voy a dormir en el sofá.

ANGELICA.- ¿Y eso por qué? (SORPRENDIDA)

ANGEL.- Te sacaste las cejas!… Y yo te conocí a ti y me enamoré de ti porque eras flaca y con las cejas gruesas!… Como lo del peso no tiene remedio, hasta que no te salgan las cejas, ni te veo ni te toco!.

ANGELICA.- Pero Ángel… si lo hice para gustarte más!

ANGEL.- Y quien te dijo a ti que a mi me gustaban las mujeres sin cejas?. Yo te conocí con cejas y te quiero con cejas!. Esta noche, el sofá será mi confidente!.

ANGELICA.- (HACIENDO PUCHEROS) Yo te quiero a ti con todos tus defectos!.

ANGEL.- ¿Incluyendo Mendocita?… Te dejo, voy a la panadería, a buscar quien me comprenda y me sirva un marrón tibio!. (REPITE) después de 18 años contigo… no solo la maleza hay que arrancarse del cerebro…. Hasta la hiedra!… (SALE. ELLA LO MIRA TRISTONA)

ANGELICA.- Está bien, vete! No me importas!.

ANGEL.- (ESTALLA DE FELICIDAD) Y tú a mi tampoco! Qué maravilla, por fin estamos de acuerdo en algo!. No nos importa separarnos! No nos importamos ninguno de los dos!.

SALE DANDO UN PORTAZO.

OSCURO RAPIDO.

MUSICA DE TRANSICION.

CUADRO SEGUNDO.-

APARECE UNA MUCHACHA CON EL CARTELON QUE DICE “SEGUNDO ROUND” LA MUSICA SE SIGUE ESCUCHANDO POR UN MOMENTO. ENTRAN ANGEL Y ANGELICA. VIENEN VESTIDOS ELEGANTEMENTE. PERO SE VE QUE EL PLEITO QUE TRAEN ENTRE MANOS ESTA EN CALIENTE.

ELLA CIERRA LA PUERTA VIOLENTAMENTE.

ANGLICA.- Supongo que estarás satisfecho!. Te convertiste en la sensación de la fiesta.

ANGEL.- Como siempre, querida. Como siempre!.

ANGELICA.- Deja la ridiculez!. La sensación de la fiesta! No se te oía más que a ti y a tus chistes vulgares!.

ANGEL.- Los chistes que contó Mendocita eran muy buenos!.

ANGELICA.-Ya te podrás imaginar cómo serían los tuyos cuando te ganaste en chabacanería a Mendocita!:

ANGEL.- Tu estás insinuando que tienes un marido chabacano?!.

ANGELICA.- No estoy insinuando nada, cariño, te lo digo de frente!. Más que chabacano, cochino!

ANGEL.- Algo se me tenía que contagiar de tus ronquidos! Dormir al lado de una chancha!.

ANGELICA.- Déjame en paz con mis ronquidos! Ese es un problema innato, no adquirido, como la vulgaridad que te copias de Mendocita!.

ANGEL.- Cómo lo envidio!. Ahora mismo debe estar acostándose feliz, porque es soltero y no tendrá a nadie que le ronque a su lado… ni le esté armando un lío por sus chistes.

ANGELICA.- Claro que tiene que ser soltero!. Ninguna mujer en sus cabales se va a casar con semejante esperpento!. Por qué no seguiste tú su ejemplo!?. Con toda la brutalidad que hay en la masa encefálica de Mendocita, el tuvo el acto de inteligencia de mantenerse soltero!. Tú debiste hacer lo mismo!.

ANGEL.- (CINICO) Cómo iba a mantenerme soltero si tu belleza, tu glamour y tu encanto se cruzaron en mi camino!…(TRANSICION). Mira, vamos a hacer un pacto de silencio!. Ni una palabra más! Te doy permiso para que ronques, pero vamos a acostarnos.

ANGELICA.- Eso crees tú! O es que piensas que lo de la rubia que estuviste atacando toda la noche se va a quedar de ese tamaño!?

ANGEL.- (INOCENTE) Cuál rubia, mi gorda?.

ANGELICA.- Síguete haciendo el loco! ¿Tú crees que no me di cuenta?.

ANGEL.- (VACILANDOSELA) Ah, la alemancita!.

ANGELICA.- Y me lo dices así tan rico: “La alemancita”

ANGEL.- Cómo quieres que te lo diga! Tú te diste cuenta, ¿no?.

ANGELICA.- Que cinismo el tuyo, sinvergüenza, degenerado!.

Vete!. Desaparécete de mi vista inmediatamente! Fuera!

ANGEL.- Me voy!. Si te empeñas en botar lo que Dios te dio, adelante.

SALE DANDO UN PORTAZO. ELLA QUEDA UN MOMENTO EN ESCENA ANONADADA. SE ACERCA A LA PUERTA Y OYE.

ANGELICA.- Ángel!… Ángel! Para dónde te has ido?!

ANGEL.- (AFUERA) Estoy adaptándome a mi nueva vida!

ANGELICA.- Angel, te ordeno que vengas acá inmediatamente!

ANGEL.- (DESDE AFUERA) Cóooomo?

ANGELICA.- Que te ordeno que vengas! Cómo se te ocurre marcharte así, sin pelear! Esta situación no se puede aguantar! Es el colmo.

ANGEL ENTRA Y LA MIRA SORPRENDIDO

ANGEL.- ¿De verdad quieres que regrese?

ANGELICA.- Hasta los lobos se quedan con sus parejas en los peores momentos.

ANGEL.- Si, claro, eso lo viste en el Discovery Channell.

¿para qué me has llamado si soy un adúltero? En el colegio de monjas no te enseñaron a ser digna?

ANGELICA.- ¿Digna de quién?

ANGEL.- Digna de mi! De quien va a ser!.

ANGELICA.- Te odio! Te odio! Eres un imbécil vanidoso!

ANGEL.- Angélica, ¿cuánto va a durar esta escena?… porque en ese caso yo…

ANGELICA.- Tú te me quedas aquí!. Tú me escucharás y sin interrumpirme! Porque yo soy la persona que más te quiere en el mundo, a pesar de lo que está pasando!.

ANGEL.- (DESDE ESTE MOMENTO HABLA CON LA IRADA BAJA Y LOS DEDOS ENTRELAZADOS COMO UN NIÑO REGAÑADO) Yo creo que en eso te equivocas… La alemana como que me quiere más!

ANGELICA.- ¿Cómo has dicho?… ¿Ella…?… (TRANSICION)

Me quieres explicar qué le viste tú a esa mujer?

ANGEL.-Que es rubia, de pelo rubio, dientes rubios, sonrisa rubia, mirada rubia, ombligo rubio, hablar rubio, hasta huele rubio… y es delgadita!.

ANGELICA.- Sí, claro… y es más joven que yo! Cuando te casaste no pensabas que íbamos a envejecer juntos.

ANGEL.- Ni a engordar juntos!… Lo que pasa es que nosotros los hombres mejoramos con la edad… las mujeres degeneran!

ANGELICA.- Te dije que no quería seguir con tus chistes-

ANGEL.- Esta vez no es un chiste! La alemana me adora! Se derrite por mi! Me ha dicho que le encanta el color de mi piel, mi musculatura, mi sensualidad. O sea, su su hombre ideal La alemana me ha hecho renacer y tú me pones una lápida encima… y de paso roncando!.

ANGELICA.- Tómame una foto! Porque nunca más me vas a ver así, sonriente y feliz! La mujer que verás de ahora en adelante va a ser una asesina psicópata!.

ANGEL.- Ya me lo suponía. La alemana me preparó para esta escena.

ANGELICA.- Los personajes de los Simpsons los sacaron de nosotros!

ANGEL.- Y tus padres sirvieron de ejemplo para la Familia Adams!

ANGELICA.- No sigamos! Dime ahora la verdad. ¿Qué tienes con esa mujer?

ANGEL.- Me gusta

ANGELICA.- Eso significa que no me quieres a mi, a la madre de tus hijos!. Cómo se llama?

ANGEL.- (REGAÑADO) Brunekilda!.

ANGELICA.- Ay! Pero que nombre tan bonito!

ANGEL.- Un nombre rubio también! Y supongo que no ronca!

ANGELICA.- Con lo que me quieres decir que no me hará la competencia!.

ANGEL.- En los ronquidos! Pero en todo lo demás sí!. (EUFORICO) Mi siento diferente! Soy otro hombre! Quiero a otra mujer. ¿Te das cuenta?. Alégrate! Tu esposo es un hombre feliz porque se ha vuelto a enamorar!. Ya no vive en este infierno con una mujer con 18 años de uso y un par de hijos!. ¿No es como para celebrarlo?

ANGELICA.- (sin poder creerlo) si no lo estuviese escuchando, diría que es una película de Woody Allen!

ANGEL.-Estoy Loco por esa mujer, ¿entiendes?. Ella me escucha, ella me anima con una mirada… con sus gesto… Bueno, me estimula hasta cuando no se mueve!… Y cuando yo sueño, ella sueña conmigo!. Y cuando lloro, ella llora conmigo!

ANGELICA.- Y toda esa telenovela de amor y de llantos te sucedió esta noche, mientras echabas chistes asquerosos con Mendocita!. Ay, pero que maravilla! Esa alemana es un prodigio!.

ANGEL.- Es distinta a ti… (LA OBSERVA Y SE OBSERVA)

Si, nosotros somos muy diferentes a lo que fuimos. Engordaste…

ANGELICA.- Engordamos!…. Y ya no tengo ovarios!. (CINICA) Pero te comprendo.

ANGEL.- (ATERRADO) Cómo que me comprendes?!.

ANGELICA.- Yo también soy un ser humano de carne y hueso. Y puede que en el pasado haya tenido mis pequeñas experiencia… No Alemanas, claro está, pero pueden haber sido italianas… parisinas.

ANGEL.- Un momentico! Párame eso allí! Qué me estás insinuando.

ANGELICA.- Ay, yo no te quiero descomponer tu noche de amor con la alemana. Olvídalo. (SALE HACIA EL BAÑO DANDO UN PORTAZO)

ANGEL.- Espérate un momentico! Esto no se queda así!. Me vas a explicar ahora mismo eso de tus “pequeñas experiencias”.

ANGELICA.- (AFUERA) Para nada!. Sé feliz con tu alemana. Llámala y cuéntale otro chiste. Nosotros hemos terminado.

ANGEL.- Angélica, tú me estás tomando el pelo, ¿no?

ANGELICA.- (AFUERA) No tienes suficiente como para tomártelo como yo quisiera!.

ANGEL.- Explícame eso de que hemos terminado.

ELLA ENTRA CON UNA PEQUEÑA MALETA EN LA MANO.

ANGELICA.- (SERENA) Hemos terminado.

ANGEL.- ¿Y no te vas a sentir muy sola sin mi?

ANGELICA.- En absoluto.

ANGEL.- (ESTALLANDO) Angélica, para dónde vas tú con esa maleta.

ANGELICA.- ¿Qué hace toda esposa “normal” cuando su marido se enamora de una alemana?… Se va para casa de su madre!.

ANGEL.- Pero, ¿cómo me vas a dejar solo?. Yo todavía no domino bien el alemán!.

ANGELICA.- Se acabó!. Quítate de mi camino!

ANGEL.- Cómo te vas a ir donde tu madre! Cada día está más neurótica! Y la última cirugía plástica que se hizo la convirtió en un balón de silicona!

ANGELICA.- Es mi madre, no la ofendas! Apártate! Se acabó!.

COMIENZA UN LIGERO FORCEJEO Y DISCUTEN VIOLENTAMENTE, A GRITOS

ANGEL.- Usted no sale de esta casa! Aun hombre como yo no se le abandona de esa manera!

ANGELICA.- Busca a tu alemana. Cuéntale un chiste!… Pobre infeliz, no sabe lo que le espera!.

ANGEL.- Tú de esta casa no sales!

ANGELICA.- ¿Quién me lo va a impedir? Ya no tienes ningún derecho sobre mi!

SIGUE LA DISCUSION

LOS DOS.- Que te apartes! Tú no sales de aquí!… Alemán!.

EN MEDIO DE LA VIOLENCIA Y LOS INSULTOS DE REPENTE QUEDAN CALLADOS PERO MUY TENSOS. ELLA VA A UN LADO, RESPIRA PROFUNDO.

ANGELICA.- Un momento… respiración profunda… diafragma controlado… Recuerda, recuerda el seminario de autorealización… La llama violeta… yo soy el centro del universo…

COMIENZA ENTONCES UNA ESCENA EN DONDE AMBOS TRATAN DE EJERCER EL AUTOCONTROL, CADA UNO EN UN EXTREMO DEL ESCENARIO

ANGELICA.- La llama violeta me envuelve y me protege… Yo no pierdo mi equilibrio!… Yo no quiero matar a nadie… Yo no tengo instintos asesinos! Yo no voy a matar a nadie!

ANGEL.- Yo estoy bien-yo estoy bien-yo estoy bien!. Yo soy un hombre equilibrado! Yo soy un hombre equilibrado. Yo no voy a perder mi paciencia. Yo estoy bien Yo estoy bien…

SIGUEN ASI POR UN MOMENTO, PERO COMO VAN SUBIENDO DE TONO, TERMINAN GRITANDOSE SU LETANIA.

QUEDAN AMBOS MUDOS. SE MIRAN EN SILENCIO.

SUENA EL CELULAR DE ANGEL. EL ATIENDE.

ANGEL.- Aló!… Ah, hola, qué tal? Todavía estás en la rumba?

No me digas! Claro, claro que si, cuéntamelo…

(ESCUCHA UN MOMENTO EL CHISTE QUE LE ECHA MENDOCITA. SE ESTA RIENDO CASI TODO EL TIEMPO. AL FINAL SUELTA CARCAJADA)

ANGEL.- Genial, mi pana, genial, te la comiste… Bueno, hasta mañana, me cuentas cómo terminó ese asunto bien temprano en la oficina!. Chao!. (CUELGA) Era Mendocita.

ANGELICA.- ¿Tú crees que hacía falta que me lo dijeses?…

ANGEL.- Oye, gordita, baja la guardia… afloja esa trompita!…

ANGELICA.- Déjame! Se acabó, te dije!-

ANGEL.- A que no! Si te cuento el chiste de Mendocita te quedas!.

ANGELICA.- Eso menos que nada! Me voy con mi madre.

EL LA RETIENE SUAVEMENTE. COMIENZA A CONTARLE EL CHISTE. DEBE SER UN CHISTE MUY BUENO. AMBOS TERMINAN RIENDOSE A CARCAJADAS.

ANGEL.- Y ahora, te voy a demostrar que todavía soy tu marido!. Guarda esa maleta y te acuestas en la cama.

ANGELICA.- No lo sueñes! No me da la gana.

ANGEL.- Guarda la maleta!

ANGELICA.- No me da la gana!.

ANGEL.- Y te me acuestas en la cama! Dame la almohada!.

ANGELICA.- No me da la gana, eres el cobarde más cobarde que he conocido!

ANGEL.- Te me acuestas en la cama!

ANGELICA.-No me agotes la paciencia! Me voy a la calle.

EL LA TOMA POR LOS HOMBROS. SE MIRAN A LOS OJOS

ANGELICA.- Te voy a morder! Suéltame o te meto un mordisco!

ANGEL.- Si pudieses vete los ojos, los cerrarías, porque despiden llamas!

ELLA.- Claro, llamas de odio!

ANGEL.- Mentira… son de amor!. Mírame a los ojos… mira los míos… ¿Qué ves en ellos?

ANGELICA.- Patas de gallo!. Patas de gallo, un arruguero!

SE MIRAN UN MOMENTO DE FRENTE. SE BESAN.

OSCURO. ENTRA MUSICA ALEGRE DE TRANSICION.

AL ENCENDERSE DE NUEVO LAS LUCES, EN ESCENA ESTA LA JOVEN QUE SOSTIENE EL CARTEL QUE DICE “TERCER ROUND”. SALE.

COMIENZA LA ACCION

CUADRO TERCERO.-

ANGEL SE ENCUENTRA DE PIE EXAMINANDO CON ATENCION UN PRESERVATIVO QUE MANIPULA EN SU ENVOLTORIO.

ENTRA ANGELICA Y LO MIRA. ASOMBRO

ANGELICA.- ¿Qué es eso?

ANGEL.- Un preservativo.

ANGELICA.- Tú no me estarás insinuando que…

ANGEL.- Yo no estoy insinuando nada! (MOLESTO) Yo estoy aquí con un preservativo en las manos y tu entraste! Pero de allí a que yo haya insinuado algo hay mucha distancia.

ANGELICA.- Por supuesto que es una insinuación!. ¿Qué hace un hombre con un preservativo en la mano?… Pensar el el sexo! Insinuar que desea tener una relación.

ANGEL.- Angélica… el preservativo no es mío!. Lo que ocurre contigo es que discutir se ha convertido en una adicción!.

ANGELICA.- Quiere decir que te lo dio la alemana!.

ANGEL.- (SENTANDOSE) Realmente a veces sale de tu cerebro una cualidad infantil que me encanta!…

ANGELICA.- (ENFURECIENDOSE) Ah, tú me estás llamando a mi infantiloide, o sea, en otras palabras, estúpida!

ANGEL.- Pero si yo no he dicho nada! Simplemente estaba contemplando el preservativo… como se contempla un crepúsculo!… que se yo, como se contempla una corrida de toros!.

ANGELICA.- Bueno, ya basta! Me quieres explicar qué hace un hombre cercano a la senilidad, en el medio de la sala, contemplado un preservativo, si no lo va a usar con su esposa o con las amantes alemanas que tiene!

ANGEL.- El preservativo estaba en el cuarto de Carlitos.

ANGELICA.- (PASMADA) De nuestro hijo!

ANGEL.- Si es que en eso no me quieres llevar también la contraria!-

ANGELICA.- ¿Cuándo lo encontraste?

ANGEL.- Ahora mismo!

ANGELICA.- (ACUSADORA) Allí tienes los resultados de la “maravillosa” educación que tú le has dado!.

ANGEL.- Pues deberíamos sentirnos orgullosos! Este es un verdadero trofeo!. Carlitos es todo un macho! Y está ejerciendo la profesión! Aquí está la prueba.

ANGELICA.- Lo que ocurre es que la profesión la está ejerciendo en su casa!… Con razón escucho a cada momento unos chirridos en su cuarto… Claro, la cama que cruje! Ahora comprendo.

ANGEL.- ¿Todos los días? ¿Cuántas veces al día?.

ANGELICA.- Morboso!. Yo sabía que iba a salirme igual a ti!. Morboso, inmoral, mujeriego!

ANGEL.- No me digas que tú lo querías afeminado! Para eso tuvimos a Carmencita!.

ANGELICA.- No, quería un hombre, varón, pero sensible!. No una copia del padre! Contigo tengo suficiente.

ANGEL.- A mi me parece maravilloso que Carlitos tenga ya relaciones sexuales!.

ANGELICA.- Ni siquiera sabemos con quien.

ANGEL SE QUEDA COMO PARALIZADO.

ANGEL.- Tú estás insinuando… que puede ser con un compañero de clases!

ANGELICA.- Yo no estoy insinuando nada!..

ANGEL.- Definitivamente, tú te casaste conmigo para aniquilarme, para llevarme al delirium tremens. Ahora me estás haciendo dudar hasta de la masculinidad de mi hijo!.

Yo no voy a permitir que me lo maltrates y que dudes de su hombría!.

ANGELICA.- Quiere decir que tu aprueba la conducta de tu hijo? Te parece normal que un muchacho de 17 años traiga todos los días a 4 y 5 mujeres y que tenga relaciones sexuales en su cuarto, en el cuarto de nuestro hogar!.

ANGEL.- Si tiene tantas, no podría llevarlas a un hotel… Y el sueldo no me alcanzaría para pagar las cuentas!.

ANGELICA.- (ESTALLANDO) Esto es una inmoralidad, en nuestra propia casa!. Semejante zángano con un desenfreno sexual hasta las cuatro de la madrugada!.

ANGEL.- Yo considero que eso es un verdadero honor para cualquier padre de familia!. Tener un hijo insaciable!.

ANGELICA.- Yo me pregunto si tendrías la misma opinión si se tratase de Carmencita!:

ANGEL SE QUEDA ESTUPEFACTO. PALIDECE.

ANGEL.- ¿Cómo dices?… ¿Me estás insinuando algo?

ANGELICA.- (BURLISTA) No, no insinúo absolutamente nada!.

ANGEL.- Mira, tú te traes algo entre manos. Yo te conozco!. Cómo te atreves a comparar la actividad sexual de Carlos con la de Carmencita!… Mira, eso está fuera de lugar porque Carmencita sería incapaz de traer a alguien a su cuarto… Tú sabes que ella es la única persona sensata de la familia.

ANGELICA.- Cómo se ve que la predilección por “tu” hijo, por el varón, te ha cegado y no has puesto la mirada en tu hija.

ANGEL.- ¿Qué me quieres decir tú con eso?

ANGELICA.- Tú encontraste un preservativo… Bien… te voy a enseñar algo…(SACA DE SU CARTERA UN BLISTER DE PASTILLAS ANTICONCEPTIVAS).

ANGEL.- (GRITA) Qué!… Qué es eso!… Me imagino que son tus pastillas!.

ANGELICA.- No. Las encontré en la gaveta de la mesa de noche de Carmencita!.

ANGEL .- (RETROCEDE ESPANTADO) No, mentira. Eso es una broma tuya… Mejor dicho, una crueldad!. Carmencita no puede estar enamorada de nadie!… y mucho menos tomando anticonceptivos!. Ese es un ardid malévolo de tu parte!… Mi Carmencita es una muchacha tan recta como una espada!. Ella no puede hacerme una cosa semejante!.

ANGELICA.- Acéptalo. Lo está haciendo!. Ya lo hemos conversado como madre e hija y le estoy dando la educación debida!.

ANGEL.- Y tú me acusas a mi de que alcahueteo a Carlitos!. (COMIENZA EL LAMENTO) No, no puede ser, mi hija predilecta, mi símbolo de pureza y de virginidad!.

ANGELICA.- Ya no es virgen. Me pidió permiso para hacerlo.

ANGEL.- Malvada! Malvada! Eres un monstruo! Tú no tienes moral!. Te lo dije, tu me quieres llevar al delirium tremens!.

ANGELICA.- No montes este drama!. Carmencita ha hecho lo que toda muchacha de su edad hace cuando se enamora!. Más bien ha sido correctísima cuando me ha contado todo, hasta su decisión de comenzar a tener relaciones sexuales!.

ANGEL.- ¿Y desde cuándo has tenido tú vocación de pedagoga, de orientadora sexual?. Quien sabe qué aberraciones le habrás inculcado!

ANGELICA.- Ninguna será peor de las que le habrás insinuado a Carlitos… y con la asesoría de Mendocita!.

ANGEL.- No metas a Mendocita en esto! Esto es un asunto muy grave!. Carmencita!… mi consentida… Acostándose con… ¿Con quién se está acostando?

ANGELICA.- Tú no lo conoces, pero es un muchacho excelente. Somos muy amigos!

ANGEL.- Tiene que ser un gorila para que haya hecho semejante hecatombe!. La virginidad de mi hija!. (OPERATICO) Dónde está su virginidad?!… Quién es ese

chimpancé! Que me lo traigan para matarlo ahora mismo!.

ANGELICA.- Pareces una cantante de Opera! Deja ya el melodrama!. Es un muchacho excelente y no te extrañes que en cualquier momento venga a pedir la mano de Carmencita!.

ANGEL.- Pero si es una niña… ayer mismo estaba jugando con los ositos de peluche que yo le compraba… sus muñecas

Y los discos infantiles… ¿Por qué no habló conmigo?. Yo la hubiese orientado y esta tragedia no estaría sucediendo.

ANGELICA.- (IRONICA) ¿En qué la hubieses orientado? En buscarle como novio una copia exacta a ti?

ANGEL.- (DESARMADO) No se… pero al menos no sería un chimpancé.

ANGELICA.-Querido, escogió un muchacho realmente bello, todo un príncipe!. Debes estar feliz de que ella no haya heredado tu sentido estético de las cosas!

ANGEL.- Y tú te atreves a bromear con esto! Si estoy viviendo la noche más terrible de mi existencia!. Dame un cigarro! Dame un cigarro! Las manos me tiemblan!. Necesito serenarme!

ANGELICA.- Querido, con Chávez en Miraflores es imposible estar sereno! Así que ahórrate el cigarro!.

ANGEL.- No me sigas pinchando!. ¿me quieres dar la estocada final?.

ANGELICA.- (SONRIE CALMADA) No. Solamente te pido que mires ahora con más atención a tu hija… Afortunadamente me tuvo a mi y tuvo confianza en mi. (TOMA EL PRESERVATIVO) Esto no es lo único que importa en un hogar!.

AMBOS SE SIENTAN. ANGEL ESTA DESOLADO.

ANGEL.- En las películas… cuando sucede una cosa como esta… la esposa le sirve un trago a su marido…

ANGELICA.- Eso es en el cine. Yo no soy actriz, querido.

ANGEL.- Pero eres peor que eso!… Algo espantoso, devastador. Peor que el aceite de hígado de Bacalao!…

Pensar que yo me enamoré de ti!… Dios mío, tuve que estar enajenado! Igual que cuando voté 42 veces por Chávez!…

(SE CALMA: LA MIRA COMO NIÑO REGAÑADO) Está bien, ganaste. Lo reconozco… y para que no ronques esta noche, te voy a decir algo…

ANGELICA.- ¿Qué cosa?.

ANGEL.- La alemana no es alemana… Es una gallega que tiene frenillo debajo de la lengua y por eso habla así. Con las “egggrrrrggges”… ah, y tampoco es rubia. Tiene el pelo pintado!. El propio embarque!.

APAGON.

MUSICA ALEGRE DE TRANSICION.

CUADRO CUARTO.-

APARECE NUEVAMENTE LA MUCHACHA CON EL CARTELON QUE ANUNCIA “CUARTO ROUND”

HAY UNA CAMA EN ESCENA.

ANGEL EN PANTUFLAS Y BATA DE CASA.

ANGELICA EN DORMILONA. UN PAÑUELO EN LA CABEZAY PELOTICAS DE CREMA DE NOCHE EN EL ROSTRO. AMBOS MIRAN HACIA EL INFINITO COMO DESOLADOS.

ANGEL.- ¿Cuándo entregan el televisor?

ANGELICA.- Dentro de una semana.

ANGEL.- ¿Una semana?! No puede ser! Qué vamos a hacer nosotros dos encerrados en un cuarto durante una semana sin televisor.

ANGELICA.- Hablar, conversar. Comunicarnos.

ANGEL.- ¿A estas alturas?. Querida, yo vengo a casa por tres horas y no creo que nos soportemos por más tiempo! Ahora es cuando me doy cuenta de la importancia del televisor en nuestro matrimonio!.

ANGELICA.- Para ti!. Ha sido tu tabla de salvación.

ANGEL.- Para los dos. De no haber sido por el televisor ya nos hubiésemos divorciado desde hace mucho tiempo. Viéndolo bien, nos ha servido como terapista.

ANGELICA.- No comiences! Cuando tú reflexionas empieza la debacle!

ANGEL.- ¿Me quieres explicar qué vamos a hacer entonces hasta las doce de la noche?

ANGELICA.- Hablar. (SILENCIO COMICO)

ANGEL.- Quiere decir que tú y yo vamos a estar hablando tres horas y media seguidas!… No, esto no se aguanta!

ANGELICA.- (IRRITADA) Quiere decir que lo que yo hablo no es en serio!…. Que todo lo que digo son tonterías, pura paja, como diría Mendocita!.

ANGEL.- Ya no vayas a agarrarla con Mendocita!. El no tiene la culpa de que el televisor esté descompuesto!

ANGELICA- Tú estás “insinuando” que soy incapáz de sostener una conversación inteligente!.

ANGEL.- Yo no estoy insinuando nada! Yo no he dicho nada! . Francamente, tú estás obsesionada con eso de las insinuaciones!.

ANGELICA.- Si no lo has insinuado, entonces lo estás asegurando!. Por lo tanto tú me estás diciendo que soy una insustancial!.

ANGEL.- Pero si yo no he dicho nada. Es más, ni siquiera conocía la palabra “insustancial” hasta este momento.

ANGELICA.- Pero sabes lo que significa, no?!

ANGEL.- Por supuesto. Las cosas que pasan por tu cerebro!

ANGELICA.- (ESTALLANDO) Basta!. Yo quiero hablar, y tenemos tres horas y media por delante!

ANGEL.- El horror. La tragedia!. ¿Por qué no nos tomamos un somnífero para evitar el mal rato?.

ANGELICA.- Porque yo no me quiero volver adicta a cosas raras!.

PAUSA. LOS DOS SE PASEAN POR EL CUARTO PENSANDO EN UNA SOLUCION. ANGELICA REACCIONA DE REPENTE.

ANGELICA.- Ya está! Ya lo tengo! Vamos a hacer el amor!

ANGEL.- ¿Cómo dices?… Hacer el amor?… (ATERRADO)

Tú y yo?… ¿nosotros?

ANGELICA.- Tú y yo. No pensarás que te estoy hablando de la alemana!.

ANGEL.- ¿Tú tienes idea de lo que me estás proponiendo?… Hacer el amor … nosotros dos.

ANGELICA.- (DIVERTIDA) Yo no seré un collar de perlas, pero soy tu mujer!.

ANGEL.- Desgraciadamente!… Angélica, tú te imaginas lo que debe ser hacer el amor después de 18 años de casados, así en frío, como si me fuesen a tomar una muestra de espermatozoide en un laboratorio… contigo!.

ANGELICA.- Claro, porque tú necesitas tener por lo menos media botella de whisky entre pecho y espalda

ANGEL.- Es la única forma de no ver las realidades!.

ANGELICA.- Pues tenemos que hacer el amor! Y en estas condiciones!… Algún día tenía que suceder! Mirarnos, pemsar que estamos conociéndonos, que nos invade el deseo!

ANGEL.- Por qué se tuvo que descomponer el televisor!

ANGELICA.- (PROSIGUE) Que estamos posesionados de una extraña fiebre que nos arrastra a la lujuria, a la impudicia, a la lascivia… algo así como lo que has sentido por tu alemana!.

ANGEL.- Mira, no me sigas sacando a la alemana!. Además, entre ella y yo no hubo sexo.

ANGELICA.- Ah, no?… entonces qué cosa hubo?

ANGEL.- Algo más importante… más que sexo. Estuvimos juntos, realmente juntos, el uno con el otro.

ANGELICA.- Y borrachos! En una borrachera uno puede imaginar cualquier cosa!.

ANGEL.- Inclusive que todavía somos sexy y que podemos disfrutar de una noche de amor sin estar embriagados!.

ANGELICA.- (DECIDIDA) Pues vamos a hacer el amor!. Así que prepárate!.

EL LA MIRA DESCONCERTADO. BUSCANDO UN ARGUMENTO PARA DETENER LA SITUACION.

ANGEL.- ¿Y tú piensas hacer el amor después de 18 años con ese pegoste de crema en la cara?. Pareces un helado con top de crema, un banana split!.

ANGELICA.- (SENSUAL) Imagíname así! Un enorme banana Split… y me lames la crema dulce y espesa que cubre mi cuerpo…

ANGEL.- Mejor te quitas el pegoste. Mis fantasías eróticas no incluyen helados ni quesillos ni chupetas!

ELLA TOMA UN KLEENEX, SE QUITA LA CREMA DE LA CARA.

SE MIRAN. SITUACION DIVERTIDA. SILENCIO EXPRESIVO EN EL QUE AMBOS NO SABEN QUE HACER NI QUIEN VA A TOMAR LA INICIATIVA.

FINALMENTE ANGEL BUSCA DEBAJO DE LA ALMOHADA Y SE COLOCA UN ANTIFAZ PARA DORMIR. ELLA LO MIRA ASOMBRADA

ANGELICA.- ¿para qué te has puesto eso?

ANGEL.- Es la única manera. Como dicen que el amor es ciego!

ANGELICA.- (GRITO RABIOSO):

NUEVAMENTE PAUSA INDECISA. SE MIRAN.

ANGEL.- Bueno, ¿quién comienza?

ANGELICA.- Si tú has perdido hasta la imaginación, pues comenzaré yo… (TOMA POSE EROTICA) El volcán del Fujiyama!.

LO ACUESTA. COMIENZA A ACARICIARLE EL PELO. LO VA A BESAR EN EL CUELLO, PERO DE REPENTE DA UN BRINCO Y GRITA ALARMADA.

EL GRITO HACE SALTAR DE LA CAMA A ANGEL

ANGEL.- Qué fue, qué pasó?!

ANGELICA.- ¿Qué tienes en la oreja?

ANGEL.- (DESCONCERTADO) ¿dónde… en qué oreja?

ANGELICA.- (REVISANDOLO) Está inmunda!… Pero, ¿es que tú no te bañas?

ANGEL.- Después de 18 años deberías conocer mis hábitos higiénicos! (FURIOSO) Tú sabes que me baño todos los días y hasta dos veces diarias! Lo que tengo allí es una mancha de nacimiento!…. Y pensar que cuando novios tú la adorabas!… “mi manchita tan cuchi” le decías… y me la sobabas y le pasabas la lengüita!.

ANGELICA.- (ACOMPLEJADA) Perdona!…. Hay cosas que se olvidan a fuerza de no verlas.

ANGEL.- Claro, si tu lo único que ves en mi ahora es la billetera!. Mejor dejamos esta sesión de sexo para otro día.

ANGELICA.- No, tenemos que hacerlo hoy!. (PAUSA) Por qué no alquilamos un video de Ayuda sexual?… a lo mejor nos estimula ,nos motiva.

ANGEL.- Mira, yo no estoy para ver películas pornográficas!

ANGELICA.- No es pornografía! Es “ayuda” sexual… Motivación… el primer empujón, después hacemos el resto!

ANGEL.- Estoy demasiado crecidito para ponerme a practicar video juegos y mucho menos en la cama. Pornografía, aunque tú lo llames de otra manera.

ANGELICA.- (DISGUSTADA)¿Tú estás insinuando que yo veo películas pornográficas?

ANGEL.- Otra vez con tus manías de las insinuaciones! Yo no he insinuado nada! Quien sacó el asunto de los videos fuiste tú!.

ANGELICA.- (COMO SI NADA) Aquí el único que debe tener películas pornográficas es el aberrado de tu hijo! Seguramente está viendo una con su compañera de kindergarten!.

ANGEL.- Escúchame, aquí lo que pasa es que nos hemos olvidado del romanticismo, del deseo, de la atracción!. Te olvidaste de mi mancha! ¿Hace cuánto tiempo que no la veías?

ANGELICA.- No lo sé. Hace demasiado tiempo que no veo muchas cosas tuyas. Y tú tampoco sabes de las mías. Yo no sé…yo creo que es necesario que vea tu pene, apenas tengo un leve recuerdo de él… y mi siquiatra me ha dicho que una mujer que no sabe cómo es el pene de su marido es una mujer castrada que puede terminar en frígida.

ANGEL RETROCEDE ESPANTADO, TAPANDOSE LOS GENITALES.

ANGEL.- ¿Te das cuenta? Cómo es posible que ni de eso te acuerdes?.

ANGELICA.- No me acuses! Seguramente tú no recuerdas como son mis senos… qué se yo!… (LASTIMERA) Ángel… nos hemos olvidado de nosotros mismo… y durmiendo en la misma cama! (LLOROSA). Necesitamos vernos íntimamente. A lo mejor tienes una enfermedad…

ANGEL.- ¿Yo? Y por qué la enferma no puedes ser tú?

ANGELICA.- (COMO SI NADA) No sé y a lo mejor hasta has cambiado. ¿No has tenido últimamente alguna tentación homosexual?

ANGEL.- (ENFURECIDO) Mira, ya te voy a demostrar las tendencias homosexuales que he adquirido esta semana!. Vamos… a hacer el amor como tiene que ser!… Como marido y mujer!… Salvaje!… violento!… disparados por los caminos de la perdición y la lujuria!.

SE LANZA SOBRE ELLA EN LA CAMA. AMBOS SE CUBREN CON LA SABANA Y DEBAJO DE ELLA COMIENZA A LIBRARSE UNA BATALLA. FORCEJEAN. AMBOS PUJAN, LAMENTOS NO SEXUALES SINO DE UN GRAN ESFUERZA. FINALMENTE ANGEL HABLA.

ANGEL.- Pero bueno, ¿qué pasa, qué quieres?

ANGELICA.- Que yo me quiero poner arriba!.

ANGEL.- Pero cómo te vas a poner arriba!. El que se pone arriba es el hombre, ese es mi lugar!

ANGELICA.- Pero el mundo ha cambiado!. Hoy me pongo yo arriba!:

ANGEL.- Tú estás desquiciada! Me vas a aplastar!.

CONTINUA EL FORCEJEO DEBAJO DE LAS SABANAS.

POR SUPUESTO, HARAN CUALQUIER TIPO DE COMENTARIOS QUE SON INTERRUMPIDOS CUANDO DAN GOLPES EN LA PUERTA. SE ESCUCHA LA VOZ DE CARLITOS.

VOZ CARLITOS.- Papá! Mamá! Qué pasa?… Qué está pasando?

ANGEL.- (CON VOZ DEBIL) Naaada…

VOZ CARLITOS.- Cómo que nada! . ¿Y por qué tienen ese escándalo? Qué le estás haciendo a mamá?:

ANGEL.- (SACANDO LA CABEZA DE LA SABANA) Lo que le estoy haciendo a tu madre, es lo que siempre le había hecho y se me estaba olvidando!. Lo que le estoy haciendo es lo que le he hecho siempre y por eso estás tú en el mundo!. Lo que le estoy haciendo es lo mismo que tú haces, aberrado! Ninfómano!…Lujurioso!… ¿O es que tú crees que a ti no se te oye?.

OSCURO.-

CUADRO QUINTO.-

ANGELICA LEE UNA REVISTA. SE ARREGLA EL PELO CORRECTAMENTE, MIRA EL RELOJ CON CIERTA IMPACIENCIA. ESPERA LA LLEGADA DE ANGEL QUIEN JUSTAMENTE ENTRA EN ESE MOMENTO. VIENE CANSADO DEL TRABAJO, MALETIN EN MANO Y CON UNA HONDA PREOCUPACIÓN DENTRO DE SI.

ANGEL.- Hola…

ANGELICA.- Hola…

ANGEL.-Vengo desanimado, cansado, agobiado, agotado… No siento nada!… No tengo entusiasmo, siento que me he desinteresado de todo.

ANGELICA.- Qué interesante! Y a qué se debe ese “alentador” estado de ánimo?

ANGEL.- Angélica, he estado reflexionando… y lo que me sucede es que no me sucede nada!

ANGELICA.- ¿Cómo?

ANGEL.- Que a mi vida no le pasa nada! Pasan los dìas, pasa la vida y a mi no me pasa!. Y esto me está llevando a la indiferencia! No tengo estímulos. En un par de meses seré candidato al Museo Arquelógico!. Y por supuesto, gran parte de la culpa es tuya, que no te ocupas de dar los alicientes necesarios a mi vida.

ANGELICA.- (LO MIRA CINICAMENTE) Ja!. Ya sabía que buscarías un culpable! Eres una excusa andante!.

ANGEL.- No es una excusa!. Hoy lo vi claramente todo: Vivimos en un ” yo te aguanto y tú me soportas”, pero no hay alicientes. Yo, ni siquiera tengo estímulos para discutir o tener una pelea contigo.

ANGELICA.- Qué maravilla! Me haces sentir halagada!. (PAUSA) ¿De manera que a tu vida no le pasa nada?

ANGEL.-Nada, absolútamente nada!

ANGELICA.- (CINICA) Pues le va a pasar!. Y le va a pasar realmente grande!

EL LA MIRA ENTRE EXTRAÑADO Y ASOMBRADO

ANGELICA.- Tienes razón: “yo te aguanto y tú me soportas” Compartimos pasta de dientes, lexotanil, huevos fritos, hallaquitas de chicharrón, aspirinas, celular y televisor los 365 días del año. Y 365 multiplicados por 18 son como demasiados días. (CONTUNDENTE) Demasiados! Y han debido suceder muchas cosas buenas y malas!.

ANGEL.- La mayoría malas, por supuesto!.

ANGELICA.- Sin duda!. Viniendo de ti!… (BURLONA) Pero las cosas van a cambiar y tu vida va a dar un vuelco radical! Te lo prometo! Me la estás sirviendo en bandeja de plata!.

ANGEL.- Qué te traes entre manos!

ANGELICA.- Entre manos no! Entre ceja y ceja que es más atrayente!. ¿Tú quieres que a tu vida le suceda algo? Pues bien, le va a suceder!. Tengo otro hombre! (SILENCIO. PAUSA. INMOVILES LOS DOS) Dije que tengo otro hombre. Otra persona distinta a ti. Lo que se llama un amigo con derecho.

ANGEL.- (GELIDO) Un amante!.

ANGELICA.- No seas anticuado… un amigo con derecho, el tercer elemento en una pareja abierta! El “aliciente”… El “estimulante” necesario que precisamos cuando a nuestra vida no le pasa nada!.

ANGEL.- A mi vida es a la que no le pasa! No a la tuya!.

ANGELICA.- (CINICA) No te bastó con tu alemana?

ANGEL.- No mezcles a la alemana en esto!. No te justifiques!. Adúltera! Me estás engañando y todavía pretendes clavármelo como una excusa.

ANGELICA.- Yo no pretendo excusarme! Eso lo has dicho tú! Y no te violentes, que todavía no hemos entrado en detalles!

(ELLA ACTUA AHORA FRIAMENTE, DUEÑA DE LA SITUACION)

Antes que nada debo decirte que de ningún modo quisiera crearte ningún problema y que en ningún caso me gustaría perjudicarte!.

ANGEL.- (ASOMBRADO) Tienes un amante y no quieres perjudicarme ni causarme ningún problema?!…

ANGELICA.- Si ves las cosas desde un punto de vista lógico, desde la perspectiva de una pareja postmoderna, esto no tendría que ser motivo de ningún colapso ni de ninguna crísis.

ANGEL.- (CONTENIDO AUN) Ah, ¿no?. De paso quieres que me quede contemplando mis cuernos en el espejo, cruzado de brazos y regocijándome!.

ANGELICA.- No lo veas de esa forma. Nuestro matrimonio ni nuestro afecto tienen por qué alterarse. Tú seguirás siendo el primero, el que manda en esta casa y en mis sentimientos!. El macho!… El que me tengo que calar “hasta que la muerte nos separe”… (IRONICA). El cuadro no va a cambiar en nada.En dos palabras: Tú seguirás siendo el Rey!.

ANGEL.- Ah no?. Quiere decir que tú piensas tener un amante “etéreo”… Un arcángel!… Una hipótesis!. Y cuando él te exija tener un round agotador, eso no va a ser a costa de mi tiempo, del tiempo que le vas a robar a mi matrimonio! Insensata, adúltera! Desquiciada!

ANGELICA.- Nada de violencia!. Tienes que reaccionar de acuerdo a nuestros tiempos!. Está tácito que en una pareja abierta hay cabida para terceras personas!. Tu alemana por ejemplo!

ANGEL.- Yo soy un hombre, chica! Eso es muy diferente!

ANGELICA.- ¿te das cuenta? Te quedaste. Anticuado. Claro que vas a para al Museo de Arqueología. Tienes que actualizarte… (TOMA SU POSE PARA SOLTAR EL DISCURSO)

“La fidelidad es un concepto incivilizado e indigno. La idea de pareja cerrada, de familia, está ligada al mantenimiento del patriarcado, a la defensa de grandes intereses económicos, que están objetivamente interesados en evitar que ese núcleo caduco evolucione hacia soluciones renovadoras más acordes con nuestros tiempos y con las necesidades sociopolíticas actuales”

ANGEL.- (ESTALLANDO FINALMENTE) Caletrera! Demagoga! ¿De dónde sacaste ese esperpento! Balurda! Socialista de pacotilla!. ¿Tú sabes como es la cosa?, que cuando a un marido su mujer le confiesa que tiene otro hombre, allí no valen la dialéctica ni los discursos!. A carajazo limpio es que se solucionan estas cosas!

ANGELICA.- (INGENUA) Ay, papi, tú no me irá a pegar!

ANGEL.- Cómo que si no!.

ANGELICA.-No puede ser! ¿Tú, le pegaría a una mujer… a tu mujercita?

ANGEL.- (DESARMANDOSE). Sí!. A una mujer sí!. A un hombre no, porque no soy violento… a mi mujercita sí, porque soy medio cobarde.

ANGELICA.- Ese es el esquema que se tiene que cambiar! E macho agresor y la mujer sumisa!. El macho genital que todo lo reduce a sexo, sexo, sexo! Incapáz del más mínimo sentimiento, solamente con la perentoria obligación biológica de hacer sexo con sus mujeres!.

ANGEL.- Mira, cámbiame ese discursito porque no quiero comenzar a discutir de política!. Tú me has dicho una vaina muy seria y a mi se me acabó la paciencia!… (AUTORITARIO) Respóndame inmediatamente…

ANGELICA.- Estoy dispuesta a responder lo que tú quieras.

ANGEL.- ¿Quién es él… Lo conozco?

ANGELICA.- “El” es un hombre!… y tú no lo conoces.

ANGEL.- Dime una cosa… ¿Ya… ya se han… o sea, tu me entiendes… Se han…

ANGELICA.-Casi!.

ANGEL.- (DESESPERANDOSE) Cómo que “casi”?. Eso se hace o no se hace! Es lo mismo que tú me digas que estás “medio” embarazada! Estás o no estás!… (PAUSA) Respóndeme: ¿se han acostado?

ANGELICA.- Casi.

ANGEL.- Ahora sí!. Esta es la última!. Sí o no!

ANGELICA.- Casi!… Espera, no desesperes… lo que ocurre es que tú no entiendes de matices!. Para ti, todo tiene que ser blanco o negro! Y no, existen otros colores, para eso está el arcoiris.

ANGEL.- Así que para colmo, el asunto tiene matíces! Y me lo dice con tanta naturalidad, la degenerada!. (AL PUBLICO)

ANGELICA.- (SONRIE ILUSIONADA) Si, tiene matíces, porque nos hemos acostado varias veces…

ANGEL.- Cómo que varias veces!. O sea que yo soy ya un cornudo profesional! Que tú me vienes engañando continuado y parejo!

ANGELICA.- No me interrumpas! Escúchame y no te alteres!… (RETOMA SU POSICION DE ENSUEÑO) Nos hemos acostado varias veces… y en la misma cama… y nos hemos amado en silencio, calladamente… así, uno al lado del otro…imaginando cosas… soñando… de repente nos miramos… y nos decimos una palabra furtiva… un suspiro…

ANGEL.- (DESESPERADO) Angélica… dime cómo es la cosa… Tú como que te traes un asunto raro?… cómo es eso de que se acuestan uno al lado del otro?… y no uno “encima del otro”?… ¿Por eso me dices que “casi”?

ANGELICA.- Exactamente! Has acertado por primera vez en tu vida sin necesidad de tantas explicaciones.

ANGEL.- Quiere decir que se acuestan, pero de aquello nada!.

ANGELICA.- No seas prosaico ¿Ves? Allí radica la diferencia contigo. Tú interpretas entrar a un hotel con proceder de inmediato a hacer sexo, sexo, sexo! Sexo instantáneo! El gran marathón, la jornada de trabajo extraordinaria!: Y no.

ANGEL.- Ah, no?… y para qué entran entónces?… para acostarse así como así…Ni siquiera se les ha ocurrido jugara papá y mamá?… ¿no?…(ELLA NIEGA INFANTILMENTE CON LA CABEZA)… Angélica, o tú me estás tomando el pelo o ese tipo es impotente.

ANGELICA.- No es impotente! Mis manos son testigo!

EL LA MIRA ESPANTADO, LE TOCA LAS MANOS SIN PALABRAS.

ANGEL.-Mira, yo creí que me las sabía todas! Pero esta no la comprendo!… Explícame cuál es la aberración que te traes con ese tipo!… Y me lo explicas inmediatamente, sin metáforas, sin eufemismos! Me lo dices directo al grano, antes de que me vuelva loca.

ANGELICA.- Tú siempre con tu prisa, tu arrebato, tu falta de imaginación.

ANGEL.- ¿Falta de imaginación? Es que me estoy imaginando demasiadas cosas!… Dios mío, ¿De dónde salió esta mujer… este espécimen!… ¿De dónde salió? Por qué no nació en Urano o en Neptuno?… No, tuvo que nacer en la tierra y tocarme a mi!. Habla! Habla o te mato!.

ANGELICA.-No conviertas esta historia de amor en una tragedia!.

NAGEL.- Mira, párame la vaciladera allí. Aparte de que tienes el cinismo de confesarme que me engañas, que tienes otro hombre… el asunto tiene matices, es medio raro!… Perfecto, calma… me calmo y vamos por parte… Contesta… Cuántos años tiene?

ANGELICA.- (BAJA LA MIRADA Y RESPONDE INFANTILMENTE)

Diecinueve!

ANGEL.- (PASMADO) Qué!… (PARA SI) escuché mal… ¿Diecinueve?.

ANGELICA.- Diecinueve añitos.

ANGEL.- Claro…ahora entiendo todo. Tú no te has empatado con un hombre. Estás corrompiendo a un niño!. Sádica!.

ANGELICA.- Es el niño-hombre más hermoso que te puedas imaginar!.

ANGEL.- Lo que no me puedo imaginar es que semejante tarajaya como tú, hayas decidido ponerme cachos con un pavo de diecinueve años!.

ANGELICA.- Y qué querías tú, que escogiera uno parecido a ti, que repitiera el molde?… No, contigo basta y sobra!… Yo necesito vivir una experiencia diferente. Engañarte con alguien que no me recuerde en nada a tu persona, mucho menos en la edad!. Yo necesito un amor primario, adolescente…. El hombre que realmente me conviene, el que m estimule a rehacer mi vida… un ser extraordinario, fuera de lo corriente. La persona que mueva los instintos que tú no has tocado!.

ANGEL.- Claro que no he tocado tu instinto maternal!.

ANGELICA.- Pero estás a un paso! Eso es lo único que te falta: Convertirme en la imagen de tu madre! Y al paso que vamos, ya pronto llegaremos a eso, si es que yo no llego a encontrarme con mi pavo!.

ANGEL.- Edìpica! Pensar que he estado casado 18 años con una degenerada y no me había dado cuenta! Edìpica!. Arrastrada por la pasión sexual hacia tu hijo, el macho, el varón!… No puede ser, Dios mío, no puede ser!. Diecinueve años.

ANGELICA.- Ya casi para veinte!.

ANGEL.- ¿Tú te has mirado al espejo? Mírate!. Cuarentona, gorda y maltratada! Con un muchacho de diecinueve. Cuando vayan a un restaurante, el mesonero te preguntará qué quiere comer tu hijo!.

ANGELICA.- En las ventas de hamburguesas no preguntan esas cosas.

ANGEL.- Así que para colmo, lo que come es hamburguesas!.

ANGELICA.- A los 19 años lo que se comen son hamburguesas! Y yo lo estoy acompañando y me siento tan satisfecha!.

ANGEL.- Claro que te tienes que sentir satisfecha hartándote de hamburguesas! Con razón has engordado seis kilos en los últimos dos meses!: (TRANSICION) Angélica, por qué escogiste a un chamo de 19 años?!… ¿Acaso te levantó en la calle, en una moto?.

ANGELICA.- No… Lo que pasa es que definitivamente tú no sueñas… Angel, lo escogí porque está confundido…desorientado… Bueno, enrrollado.

ANGEL.- Entónces… el pavo está enrrollado! Y ese es el ideal que tú buscabas… un hombre menor de edad… y enrrollado!.

ANGELICA.- hermoso…Rubio… un metro noventa… delgado, espigado, melena lacia, ojos brillantes y tristes… larguirucho, lampiño y unos pies enormes, calza 45.

ANGEL.- (BURLON) El hombre perfecto! Mira, esta niña, y cuál es su defecto?… O sea, ¿cuál es el rollo que tiene?, porque así como lo describes es algo menos que un tesoro.

ANGELICA.- Mira que coincidencia! Yo lo llamo “tesorito”.

ANGEL.- ¿ves? Ya hay coincidencias! Bueno, te repito, cuál es el problema que tiene “tesorito”?

ANGELICA.- Indefinición sexual!

(PAUSA. ANGEL QUEDA CONGELADO.PASMADO.)

ANGEL.- O sea, que Tesorito no sabe lo que quiere?

ANGELICA.- (JUSTIFICANDOLO) Es un muchacho, está confundido, ya sabes, la imagen maternal, mantener su pureza carnal para alimentar más su espíritu, buscar un compañero que lo guíe… mantener un amor platónico conmigo que nos lleve un día cualquiera de manera brutal hacia el sexo…

ANGEL.- O sea, To be or not to be!… Tú me asombras, Angélica! Que maravilla! Ponerme cachos con alguien que no sabe siquiera si desea acostarse contigo o con un compañero de clases… Y tú eres felíz acostándote con el en un hotel, sin tocarse, mientras discurren acerca de la penetración sexual!…

ANGELICA.- Lo que pasa es que yo soy una amante paciente.

Pero en el fondo hay un placer antes no vivido!. (EROTIZADA) Porque entre los dos hay un manojo de problemas eróticos que nos fascinan. Y es que él me ha hecho descubrir el encanto de los complejos sexuales. Yo Edípica! El, edipico también. Maravillosamente confundido entre la madre y la amante y el espectro homosexual! Maravilloso trauma paterno que lo empuja a la homosexualidad y de repente aparezco yo!… Yocasta! Y somos arrastrados por un torrente pasional que se alimenta de llamas enfurecidas. (FRENETICA) Angel, te imaginas este paraíso…esta lucha porque nuestra relación no se ha consumado!… El trauma que tendrá, el arrepentimiento que brotará en su yo interior cuando tenga su primer orgasmo… conmigo!

ANGEL.- (DESCONSOLADO)Un orgasmo con clarinadas y fanfarrias!

ANGELICA.- Eso era lo que yo soñaba, hacer algo turbio, sucio, complicado, turbulento…patológico.

ANGEL.- Eres una caja de Pandora. Esa faceta no la conocía.

ANGELICA.- Yo tampoco. El me la ha descubierto y me la alimenta cada día. Por eso lo amo!. Y quiero que compartamos esta experiencia!.

ANGEL.- (ATERRADO) ¿Yo?!… No, no…mira, estas desquiciada!. A mi no me metas en tu siquiátrico.

ANGELICA.- (MUY NORMAL) Angel, comprende… yo no quiero andar por la calle con él, ocultando mi pecado… yo quiero que venga conmigo a la casa… presentártelo, que se conozcan. Yo se que se van a entender, que se van a caer muy bien el uno al otro.

ANGEL.- No seas depravada! Para colmo quieres que yo comparta tus aberraciones.

ANGELICA.- Tanto como compartirlas no!. Sencillamente conocernos. Tú, por ejemplo traes a tu alemana y yo a mi Tesoro. Estamos aquí, nos presentamos…”Hola que tal”… encantados de la vida… tan amigos todos… Un whisky, una manzanilla para mi tesoro porque es abstemio… y bueno, hablamos de nuestras neuras, de nuestras angustias, de nuestas infidelidades, de lo que tenemos en común y de o que nos falta…

ANGEL.- (ESTALLANDO) Tú lo que estás es loca!. Esto es una trampa tuya para enloquecerme o llevarme al suicidio!. No, esto no puede ser, esto no me está sucediendo a mi! Tú lo que quieres es que yo me mate? Pues te voy a complacer, me voy a suicidar! Me voy a lanzar por la ventana.

ANGELICA.- (CALMADA) No te pongas patético! Cuando lo conozcas verás que vale la pena, le tomarás cariño. Es dulce, encantador, inofensivo.

ANGEL.- No me sigas hablando de tus aberraciones infantiles.

ANGELICA.- Te lo explico para alargar el asunto y para que lo pienses bien y no te mates.

ANGEL.- (SACUDIENDOSE) Yo no me voy a matar un carajo, chica!… Matarme yo por un pavo flacuchento que no sabe siquiera lo que es una erección!

(ANGEL LA MIRA CON RABIA. LUEGO VA RECOMPONIENDOSE EN LA MEDIDA QUE LA OBSERVA Y CAMINA ALREDEDOR DE ELLA. SE LE PLANTA FINALMENTE ENFRENTE)

ANGELICA.- ¿Qué sucede? Estoy en la misma talla.

ANGEL.- Perfecto!… Vamos a llegar a un acuerdo. Abrrante, pero pacto al fin. Acepto! (FIRME)

ANGELICA.- (ACOBARDADA) ¿Qué aceptas?

ANGEL.- Tu propuesta… venir acá, los cuatro… conversar… y a lo mejor mi alemana termina también subyugada por tu enrrolado y se escapan juntos! Colorín colorado!.

ANGELICA.- (ATERRADA) Tú me estás diciendo… me estás proponiendo que traiga a mi… que lo traiga para acá?.

ANGEL.- La que propuso eso fuiste tú!. Está bien, vamos a visitarnos.

ANGELICA.- (AL BORDE DEL LLANTO) No puede ser!… No puede ser!… Tú me estás diciendo que venga con él…

ANGEL.- Y yo con mi alemana!

ANGELICA.-Degenerado!… aberrado… monstruo sexual de la naturaleza!

ANGEL.- Pero bueno, y ahora qué te pasa?

ANGELICA.- Cómo es posible, cómo me haces tú eso… ¿Tú no tienes dignidad?… ¿Tú no te respetas a ti mismo?

ANGEL:- Claro que me respeto! Y te respeto a ti! Por eso no había traído a mi Alemana antes!. Pero ya que tu propones el gran encuentro, vamos a planificarlo.

ANGELICA.- Malvado! Cruel!. Depravado! Tú no tienes sentimientos! Destrozar 18 años de amor. ¿Cómo eres capaz de aceptar que yo venga aquí con otro?! (PATETICA) Simplemente porque no me amas!

ANGEL.- Pero si has sido tú…

ANGELICA.- (CORTANTE) ¿Por qué lo has aceptado?!… Ah, claro, porque no me quieres! Porque no me has querido nunca. Por eso te buscaste una Alemana y yo he tenido que salir a la calle a buscar un compañero y solamente he encontrado un menor de edad y estoy dando la cómica en todas partes!. Y ahora… ahora has matado mi amor!

ANGEL.- (DESARMADO) Pero, ¿cuál amor?

ANGELICA.- El nuevo!. Tú no me quieres y no me dejas amar al otro, porque lo que te interesa es el sexo!… esa escena abominable de los cuatro haciendo el amor!…. Crueldad! (CASI A GRITOS) Aberración! Asesino!

ANGEL.- Pero, ¿yo que hice?

ANGELICA.- Mataste mi ilusión! No me has querido nunca! Y de paso no me dejar amar!. Cruel, malvado, perverso!. (PATETICA) Soy una mujer muy desgraciada! Soy una mujer sin amor!. Si tú no me celas, qué sentido tiene que yo te sea infiel!

OSCURO.

EPILOGO.-

AL ENCENDERSE LAS LUCES, ENTRAN EL Y ELLA AL MISMO TIEMPO POR LOS EXTREMOS OPUESTOS. SE MIRAN UN MOMENTO MUY TENSOS. HABLAN AL UNISONO.

LOS DOS.- Quiero hablar contigo!.

ANGEL.- (RIENDO) Caramba, por fin estamos de acuerdo en algo! Lo hemos dicho al mismo tiempo!.

ANGELICA.- (TERCA) Pero yo lo dije primero! Por una milésima de segundo, pero yo lo dije primero! Así que hablo yo!.

ANGEL.- Si vienes tan acelerada, no hay discusión posible. Habla!

ANGELICA.- He decidido separarme de ti.

ANGEL SE QUEDA ATONITO POR UN INSTANTE

ANGEL.- ¿Cómo dices?

ANGELICA.- Que he decidido separarme de ti!.

ANGEL.- (ESTALLANDO) Por eso estás tan apurada, era por eso que me lo querías decir primero!, porque sabías qu yo venía a decirte lo mismo!.

SE MIRAN UNO A OTRO CON RABIA. COMIENZA LA PELEA,

ANGELICA.- Qué me estás tratando de insinuar?!:

ANGEL.- Vuelves con “las insinuaciones”. Pues esta vez no se trata de ninguna insinuación. Voy directo al grano: TE voy a dejar, me voy de esta casa!.

ANGELICA.- Un momento! Tú no te vas así como así!. La que se va soy yo! Yo hablé de primera! Soy yo la que se va!.

ANGEL.- A mi no me vienes a discutir ese asunto! Yo soy el hombre de esta casa y las decisiones trascendentales las tomo yo!. Quien se va so yo!.

ANGELICA.- Tú no pretenderás abandonarme!

ANGEL.- Ah, entonces, tú si te vas a dar el lujo de abandonarme a mi!.

ANGELICA.- Por supuesto! ¿Qué te has creído? Que después de 18 años de matrimonio y de la mala vida que me has dado, yo voy a seguir sometida a tu lado!. No, mi amor! Esta que está aquí se va! Te abandono!.

ANGEL.- Aquí el único que tiene derecho a abandonar soy yo!. Así que te sacas ese asunto raro de la cabeza . Habrase visto! De cuando a acá una mujer se larga de su casa y abandona a su marido?!. Nosotros somos los que nos vamos cuando nos dé la gana. Y a mi me ha dado la gana de irme en este momento!.

ANGELICA.- Querido, yo no voy a discutir más contigo!. Igual me pienso ir. Y no me va a detener nadie.

ANGEL.- Eres una mala madre! ¿Vas a abandonar a tus hijos?

ANGELICA.- Ya hablé con ellos. Todo está arreglado. Se van conmigo!

ANGEL.- (A GRITOS) Cómo! Pero esto es un complot, un auténtico golpe de estado!.

ANGELICA.- Exacto. Solo te falta “relegitimarlo” a ti.

ANGEL.- Escúchame, tú no me estás hablando en serio, verdad.

ANGELICA.- Nunca en mi vida he hablado más en serio!

ANGEL.- (TRATANDO DE CALMARLA) Pero… cuándo y por qué tomaste esa decisión?

ANGELICA.- Fue hace una semana… me levanté, entré al baño y tú estabas afeitándote… con tus interiores por la rodilla… tu barriga aplastada sobre el lavamanos… las chancletas mete-dedo… y al regodearme en ese “cromo” me dije… “llegó el momento. Me voy de esta casa”

ANGEL.- Qué coincidencia. Hace una semana yo te vi con la cara embadurnada de crema, el pelo recogido con los rollos de papel tualé… los pies planos… y el sentimiento que despertaste no fue propiamente de ternura ni de atracción sexual!.

ANGELICA.- (ESTALLANDO) Tú estás tratando de ridiculizarme, chico! Tú no me respetas!.

ANGEL.- No, yo no trato de ridiculizarte. Es que estabas ridícula de verdad! Por eso te dejo!.

ANGELICA.- (AGRESIVA) Eso te crees tú! Te dejo yo a ti!.

Ridículo tú!. Barrigón, ordinario, esperpento!. La que se va soy yo, además ya hice la maleta!.

ELLA SALE VIOLENTAMENTE HACIA SU CUARTO. EL LA OBSERVA UN INSTANTE Y SE DIRIGE HACIA EL FONDO A BUSCAR ALGO, CUANDO SE REGRESA, ELLA ENTRA Y SE ENFRENTAN AL MISMO TIEMPO, CADA UNO CON LA MALETA EN LA MANO. SE ENFURECEN.

ANGEL- Mi maleta! Yo la hice primero que tú, así que quien se va soy yo!. Puedes ir sacando tus cosas!

ANGELICA.- Yo la tengo hecha desde ayer!. Quien tiene que deshacerla eres tú!. Al closet con tu ropa!.

ANGEL.- Al closet con tus cachivaches!.

CADA UNO TRATA DE AGARRAR LA MALTA DEL OTRO.

DIVERTIDO FORCEJEO EN DONDE DISCUTEN ABIERTAMENTE QUIEN HIZO LA MALETA PRIMERO Y QUIEN DEBE QUEDARSE. LAS MALETAS SE ABREN DEJANDO SALIR LA ROPA, CREANDO UN CAOS EN EL ESCENARIO.

ANGEL.- Bastaaa! Tú le juraste al cura ante el altar que me obedecerías y me serías fiel y me seguirías en las buenas y en las malas!

ANGELICA.- Está bien, voy a obedecerte y te voy a seguir.

ANGEL.- Ni se te ocurra!

ANGELICA.- Entonces simplifica las cosas: Déjame ir!.

ANGEL.- Yo no voy a hacer el ridículo de marido abandonado!.

Tú esa broma no me la echas a mi!.

ANGELICA.-Y tú si piensas aplicármela, no? Porque yo soy la más pendeja?. Pues no! Me voy de esta casa! Te abandono! Déjame ganar una en mi vida!. (SERIA) No me quiero quedar, entiendes?. Quiero vivir!. Vivir!. Lo que o he hecho nunca dentro de esta casa! Encerrada durante 18 años en una cárcel!. Me convertiste en una presidiaria sin previo aviso! Sin anestesia!

ANGEL.- ¿Y yo dónde estaba yo? ¿Tomando sol en las Bahamas?. Estaba en la misma cárcel, pero en la celda de castigo!.

ANGELICA.- Me voy! Voy a vivir de nuevo! A ser libre, feliz! Voy a tomar clases de manejo!

ANGEL.- Pero si tú sabes manejar!

ANGELICA.- No importa!. Aprenderé otra vez. Chocaré con una gandola para que me apliquen la ley de tránsito Bolivariana! Porque no sé ni un solo artículo. Yo no sé que me hará Miquilena si me como una flecha!.

ANGEL.- (SECO) Prisioneros!

SE MIRAN UN MOMENTO COMO REFLEXIONANDO

ANGELICA.- Prisioneros. Somos los únicos prisioneros que engordamos en una cárcel!.

ANGEL.- Y aunque nos den la libertad… no valdrá la pena. Míranos… gordos… y empezando a ser viejos.

ANGELICA.- (TRISTEMENTE COMICA) No me quites la ilusión de tomar otra vez mis clases de manejo en la auto escuela.

O un curso de autoestima o un seminario de autorealización… Iré a bares, tomaré tragos con nuevos amigos, me haré adicta a los Bloody Mary!.

ANGEL.- (ENTREGANDOSE) Eso no nos va a servir d nada… Nuestro asunto parece que o tiene remedio.

ANGELICA.- Debe tener, por eso quiero irme.

ANGEL.- (DEBILMENTE) No, quien se va soy yo… el hombre primero… siempre el hombre.

ANGELICA.- (A PUNTO DE LLANTO) ¿Me vas a abandonar… en serio?.

ANGEL.- Creo que si… ¿Qué hacemos? ¿nos separamos o no?

ANGELICA.- Yo creo que…

ANGEL.- (INTERRUMPIENDOLA) Cállate! No digas nada! Porque si dices que “no”, no hay problemas… pero si dices que sí… Te rompo el cuello!

LOS DOS SE RIEN COMO RECONCILIANDOSE.

ANGELICA.- Quiere decir que vas a recoger toda esta ropa y guardarla en el closet.

ANGEL.- (CATEGORICO) ¿Quién,yo?… No se te olvide que yo soy el hombre de esta cárcel!… Perdona, de esta casa!… Me recoges la ropa ahora mismo y la guarda en el closet!

ANGELICA.- Estás loco! La recoges tu!. Eras tú quien quería irse.

ANGEL.- Tú!

ANGELICA.- Tú!.

REPITEN VARIAS VECES Y CON DIFERENTES TONOS LA ACUSACION. FINALMENTE SE DETIENEN. SE MIRAN AMOROSAMENTE, SE SIENTAN EN LAS BUTACAS COMO AL COMIENZO. SONRIEN AL PUBLICO Y HABLAN FINALMENTE AL MISMO TIEMPO.

LOS DOS.- ¿No es verdad que somos muy felices?.

OSCURO.

fin

 

1

Anuncios

Los comentarios están cerrados.